jueves, octubre 13

Cuica




















Ayer me tocó hace una actividad con Gastón Ortúzar, profe de historia del segundo medio.
Teníamos que inventar unos juegos para que los niños entendieran las culturas precolombinas
La jefa de departamento no encontró nada mejor que juntar los conocimientos de don perfecto con la creatividad de srta. locura.
Nos juntamos a las 5:00 en la sala de profes, le ofrecí un café, no quiso, le ofrecí una barra de cereal, tampoco quiso.
Le pregunté si había disfrutado su fin de semana largo y me respondió "Terminemos luego con esto".
Con ese ambiente tan favorable comenzamos a trabajar. 
Le propuse varias actividades creativas que podían servir, pero al imbécil no le gustaba nada.
-Podríamos traer unas telas...
-No.
-Quizás si cada uno inventa...
-No sirve.
-Si sacan unos papelitos...
-¿Papelitos?
-Inventar un reguet...
-No seas ordinaria
-Puede ser que hagan una pantom...
-¿No se te puede ocurrir algo más interesante? Tú eres la creativa ¿O no?
-Interesante ¿Qué es interesante para ti? ¿Que jueguen ajedrez? 
-Por ejemplo...
-Se mueren de lata
-¿Me estás diciendo aburrido?
-Dije que el ajedrez puede ser aburrido para los alumnos.
-No quisiste decir eso
-Bueno y qué tanto te encuentro aburrido, rígido y poco tolerante.
-¿Poco tolerante? Osea ¿tengo que soportar a una niñita cuica como tú para ser tolerante?
-¿Cuica? ¿Te parezco cuica? Bueno, puede ser, pero harto más entretenida.


Nunca nadie me había dicho cuica
Le habían dicho cuica a mis primas
A mi abuela
¿Pero a mí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario